Donde hay pelos ¿hay alegría?

Donde hay pelos ¿hay alegría?

Vamos a hablar de lo que realmente importa, noticas de verdad, lo que debería ocupar la agenda política en primer lugar. ¿El problema de las personas migrantes ahogadas en el Mediterráneo? ¿las tres mujeres asesinadas por sus parejas o ex-parejas en la última semana? ¿las listas de trabajadores en prevención de violencias machistas y fomento de la aceptación de la diversidad sexual? ¿la nueva burbuja inmobiliaria? ¿cambio climático? ¿corrupción? Pues no, ninguno de estos temas. Vamos a hablar de lo realmente preocupante, de pelos.

Sí, pelos. Pero no cualquier tipo de pelo, ni el pelo de la cabeza, ni el pelo en hombres, sino del vello corporal de las mujeres, concretamente en tres zonas clave: axilas, piernas y vulva/ingles. Porque sí, eso es lo realmente importante en nuestra agenda política, si no que se lo pregunten a Jesús López, concejal y portavoz del Partido Popular en Barajas de Melo (Cuenca).

Qué más dará su trayectoria política, sus estudios, sus discursos, sus ideas, sus propuestas políticas. ¡Qué más dará! porque lo realmente importante para que Irene Montero ("esta tipa") sea una buena candidata, o no, a formar parte del gobierno es que TIENE PELOS EN LAS AXILAS. ¡Oh sorpresa! no me lo esperaba para nada, ¡las mujeres tenemos pelos en los sobacos!

Es absurdo tener que escribir una entrada así, pero creo que ya es hora de que los pelos dejen de ser noticia ¿no? A mí me parecería una locura que saliera una noticia de cualquiera criticando a un político hombre por sus pelos ¿solo me suena absurdo a mí? Porque seguramente Jesús López irá tan feliz con sus pelos al natural, sí, porque son ELLOS los que se toman la licencia de criticar con la espalda, las orejas, la nariz y los huevos llenos de pelos.

Es algo que a la gente le preocupa una barbaridad ¿Os imagináis que a cualquier cantante hombre se le cuestionara por su vello corporal en vez de por sus canciones? ¿No? Entonces ¿por qué a ellas sí? Amaia de OT 2017 ha sido noticia una y otra vez por subir fotos en su perfil personal sin depilar, o por ir a eventos con pelos y sin sujetador. Un año después sigue siendo noticia (primera notica de 28/05/2018 y segunda de 27/06/2019).

Por suerte a ella le da totalmente igual, lo cual manda un mensaje bastante claro a toda la sociedad y es que... donde hay pelo, hay pelo y fin.

"Buah ¿sabes qué? Que no me voy a depilar las piernas, porque las mujeres también tenemos pelo. Tengo muchísimo pelo, pero me la suda, me la sopla".

Lo que yo me pregunto es si la gente que critica se han planteado en algún momento que si tenemos pelos en algunos sitios, es por algo. Su función tendrán ¿no?. ¿Para que sirven las cejas y las pestañas? Para proteger al ojo de cualquier tipo de suciedad o bacteria que pueda introducirse al cuerpo. Pues la misma función tienen otros pelos en otras partes del cuerpo. Con esto de la depilación genital, por ejemplo, se ha producido un aumento en el contagio de ITS y otras infecciones. No pelo, no barrera, no protección, mayor facilidad de contagio.

También me gustaría saber si se han planteado de dónde viene esa necesidad de la depilación, estas nuevas modas, porque sí, son modas. Quizás, y solo quizás, hay un interés económico por crearnos complejos. Empresas detrás que nos han hecho creer que la depilación (generalmente femenina) es sinónimo de higiene. Spots que dicen "-Tía te vienes a la pisci - Ay no, no puedo, que no estoy depilada". Mensajes que hacen que dediquemos un tiempo extra, un dinero extra y una preocupación extra a no tener ni un pelo en zonas donde hay pelo.

No traigo nada nuevo, lo sé, no vengo a descubriros el mundo con este post. Solo a recordar (especialmente ahora que es verano), que las mujeres también tenemos pelo. Unexpected, pero real. Tenemos pelo y también la libertad para elegir si depilarnos o no, porque parece ser que hay a unxs cuantxs que se les olvida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *